contacta: +34 661 409 227

Los ejercicios del suelo pélvico, también conocidos como ejercicios de Kegel, han ganado popularidad en los últimos años debido a sus numerosos beneficios para la salud sexual tanto en hombres como en mujeres ya que pueden tener un impacto significativo en la mejora de la vida sexual.

El suelo pélvico es un conjunto de músculos ubicados en la base de la pelvis que cumplen funciones vitales en la estabilidad de los órganos pélvicos y la salud sexual.

En este artículo, exploraremos cómo los ejercicios del suelo pélvico pueden ayudar a mejorar la vida sexual y brindar diversos beneficios para la salud íntima.

Mejorando la vida sexual a través de los ejercicios del suelo pélvico

  1. Mejora de la respuesta sexual: Uno de los principales beneficios de los ejercicios del suelo pélvico es el fortalecimiento de los músculos que intervienen en la respuesta sexual. Tanto en hombres como en mujeres, un suelo pélvico tonificado puede aumentar la sensibilidad y la excitación durante las relaciones sexuales. Estos ejercicios permiten que los músculos pélvicos se contraigan y se relajen de manera más eficiente, lo que se traduce en una mejor experiencia sexual y una mayor capacidad para disfrutar de las sensaciones íntimas.
  2. Mayor control y resistencia: Los ejercicios del suelo pélvico ayudan a fortalecer los músculos que intervienen en la erección y en la eyaculación en los hombres, y en la lubricación vaginal y el orgasmo en las mujeres. Esto puede conducir a un mayor control y resistencia durante las relaciones sexuales.
  3. Orgasmos más intensos: Al mejorar la fuerza y ​​la circulación en el área pélvica, los orgasmos pueden volverse más intensos y satisfactorios tanto para hombres como para mujeres.
  4. Prevención de problemas sexuales: Un suelo pélvico fuerte puede ayudar a prevenir problemas sexuales como la disfunción eréctil en hombres y la dispareunia (dolor durante el coito) en mujeres.
  5. Mayor autoestima y confianza: Mejorar la vida sexual a través de estos ejercicios puede tener un impacto positivo en la autoestima y la confianza en uno mismo.

Para realizar los ejercicios del suelo pélvico, es necesario identificar los músculos correctos. En las mujeres, esto se logra deteniendo el flujo de orina a mitad de camino, mientras que en los hombres, se puede hacer imaginando que están deteniendo el flujo de orina o evitando gases. Una vez identificados los músculos, se pueden realizar contracciones y relajaciones regulares, apretando y soltando los músculos del suelo pélvico.

Tanndem

Los ejercicios del suelo pélvico son una herramienta poderosa para mejorar la vida sexual y la salud íntima en general. Su práctica regular puede proporcionar una serie de beneficios, que van desde una mayor sensibilidad y excitación hasta orgasmos más intensos y satisfactorios. Asimismo, fortalecer el suelo pélvico puede ayudar a prevenir y tratar problemas sexuales, lo que contribuye a una vida sexual más plena y saludable.

Conclusiones

Es importante destacar que cada persona es diferente, y los resultados de los ejercicios del suelo pélvico pueden variar. Si alguien experimenta problemas sexuales persistentes o cualquier otra preocupación relacionada con su salud íntima, es recomendable consultar a un profesional de la salud para recibir una evaluación y orientación adecuadas. En cualquier caso, incorporar estos ejercicios a la rutina diaria puede ser una valiosa inversión en el bienestar sexual y emocional.

Es importante tener en cuenta que, al igual que con cualquier tipo de ejercicio, la consistencia es clave. Los resultados pueden no ser inmediatos, pero con la práctica regular, se pueden obtener mejoras significativas en la vida sexual y la salud pélvica en general. Siempre es recomendable consultar a un profesional de la salud para asegurarse de estar realizando los ejercicios correctamente y para obtener una guía adecuada en caso de tener alguna condición médica específica. Contacta con Tanndem

Deja una respuesta